A finales del siglo XX, la antropología se convirtió en un objeto de estudio para los historiadores intelectuales y los críticos literarios. Mientras que algunos antropólogos encontraban que las discusiones sobre antropología y literatura y la historia de la antropología eran intelectualmente productivas, otros las veían como una distracción del trabajo en cuestión.

Autores más importantes de la Antropología

A continuación se pueden leer las reseñas de algunos de los antropólogos más importantes. 

Marcel Mauss

(nacido en 1872, Épinal, fallecido en 1950, París), sociólogo y antropólogo francés cuyas contribuciones incluyen un estudio comparativo muy original de la relación entre las formas de intercambio y la estructura social. 

Se cree que sus opiniones sobre la teoría y el método de la etnología han influido en muchos eminentes científicos sociales, entre ellos Claude Lévi-Strauss, A.R. Radcliffe-Brown, E.E. Evans-Pritchard y Melville J. Herskovits.

Ruth Fulton Benedict (1887-1948)

Este científico, originó el controvertido concepto de patrones de cultura, que combinaba la antropología con la sociología, la psicología y la filosofía. En su libro de 1934 Patterns of Culture, Benedict propuso su teoría holística de la cultura para explicar las razones por las cuales  ciertas personalidades y tipos eran valorados en una sociedad mientras eran desalentados en otra. 

En una era de fascismo, racismo y estereotipos étnicos con fines políticos, la teoría de Benedicto era controvertida porque pedía que se juzgara cada cultura sólo por sus propios méritos y valores, argumentando que ninguna cultura debía ser obligada a ajustarse a las normas o valores de otra.

Franz Boas (1941)

Boas influyó de manera importante en la antropología americana, particularmente en su desarrollo del marco teórico conocido como relativismo cultural, que argumentaba en contra de la escala evolutiva que conducía del salvajismo a la Cultura, establecida por sus predecesores del siglo XIX.

Edward Evan Evans-Pritchard (1902-1973)

Evans-Pritchard contribuyó a promover el argumento de que los ritos religiosos y el pensamiento de los llamados pueblos primitivos estaban conectados en su visión más amplia del mundo y que el ritual era un medio por el cual  se establecían objetivos y resolvían los conflictos sociales. 

Con estas teorías, Evans-Pritchard ayudó a crear la antropología social, una nueva subdisciplina desarrollada por un pequeño grupo de antropólogos británicos que se centró en la manera en la que,  los pueblos primitivos se organizaban políticamente.

Meyer Fortes (1906-1983)

Nació en Britstown, Provincia del Cabo (Sudáfrica), se educó en Ciudad del Cabo y se formó en psicología antes de estudiar antropología en la London School of Economics con Charles Seligman, Bronisław Malinowski y Raymond Firth. 

Sus estudios sentaron las bases de la teoría de la descendencia, piedra angular del estructural-funcionalismo que dominó la antropología social de los decenios de 1950 y 1960.

Autores

Claude Lévi-Strauss (1908-2009)

Fué un teórico, que en 1981, contribuyó a formular los principios del estructuralismo subrayando la interdependencia de los sistemas culturales y la forma en que se relacionan entre sí.

Sosteniendo que la vida social y cultural puede explicarse por una realidad inconsciente postulada que se oculta detrás de la realidad por la que las personas creen que sus vidas están ordenadas.

Bronislaw Malinowski (1884-1942)

Este antropologo se considera el padre fundador de la antropología social británica, que fue pionero de los métodos modernos de trabajo de campo, recreó el género de la escritura etnográfica, promovió la antropología aplicada en África y contribuyó a muchos debates académicos y causas populares. 

En el momento de su muerte en los Estados Unidos, era una celebridad científica, un humanista internacional comprometido con la batalla contra el totalitarismo.

Dorothea Leighton (1908-1989)

Nació en 1908, en Lunenburg, MA, y  murió en 1989, fue galardonada con el premio Frederick Cushing Cross. Fue conocida por  sus estudios sobre los navajos, realizó investigaciones centradas en los problemas psiquiátricos de los grupos nativos americanos, incluidos los navajos de Nuevo México y los inuits de Alaska. 

Se convirtió en médico especial de la Oficina de Asuntos Indios de los Estados Unidos (1942),  con su marido, encargado por la Oficina de Asuntos Indios (BIA), juntos escribieron  The Navaho Door (publicado en 1944), y participó en un importante estudio epidemiológico psiquiátrico de la población rural de Stirling Country, Nueva Escocia. 

Fue coautora del informe final del estudio titulado The Character of Danger (1963), enseñó en instituciones como la Universidad de Cornell, la Universidad de Carolina del Norte, la Universidad de California en San Francisco y la Universidad de California en Berkeley, y fue la primer presidente de la Sociedad de Antropología Médica.